miércoles, 21 de diciembre de 2005

LA NADA



A veces, despertamos de nuestra lucidez y nos preguntamos con muchísima incertidumbre si la nada sirve de algo.

Erich Fromm, decía de un jarrón, que sus espacios internos eran un vacío, eran nada, sin embargo, eran necesarios porque sin ellos no había funcionalidad del jarrón. Cuando lo leí me pregunté... ¿ Y que pasa con la gente, con las personas?.

Muchas veces terminamos relaciones de la índole que sea: amorosa, amistosa, sociales, etc. y quedamos con la sensación de que estamos en medio de la nada... Rechazando una experiencia... Sintiendo en algún momento que ya es nada...

Extendiendolo más, llegué a la conclusión... ¡estamos inmersos en la nada y ella lo es todo, nos fortalece, nos enseña...crecemos!, fuimos creados de ella. Y si no existiera no podríamos conjugar verbos en nuestras vidas, en nuestros cuerpos, en nuestras plataformas terrenales....

Se necesitan esos espacios libres para poder caminar; se necesita ese aire casi intocable, casi imperceptible; esa transparencia de la nada y del todo.

Lo que no existe en lo visual y físico también es útil, también es parte de esta gran máquina vital. El universo existe mientras ella esté en él. Mientras entendamos que la nada es el origen de todo lo que podemos ver y no ver, sabremos que es necesario conocerla y experimentarla, de esta forma sentiremos que cualquier relación que hayamos tenido, haya o no terminado bien, lo fue todo en su momento y lo seguirá siendo a favor de nuestro conocimiento y crecimiento personal...

(Fair)

2 comentarios:

Diana dijo...

... jor... entre el invierno, y la nada... me estoy quedando echa polvo!! jejeje

No se, pero creo q cuando la nada deja de ser inutil, y es algo, ya no es la nada, se convierte en un espacio, un camino, una ventana, viento q nos trae y nos lleva... pero ya no es la nada.

Lo dicho, a ver cuando llega la primavera ;)

Me gustan muncho tus reflexiones Sonia.

Chipsoni@ dijo...

A lo que se refiere es que muchas veces la nada es necesaria, llamalo espacio vacio si quieres.

El ejemplo de jarrón es algo ilustrativo de la necesidad de los vacios, al igual que en las relaciones humanas, la nada tambien es muy necesaria, en tanto en cuanto, cuando una historia acaba, necesitamos la nada, para llenarla de otra relación, por lo que esa relación ha surgido de una nada previa, de otra forma no se hubiera podido dar.

Por eso es lo de que estamos creados de ella.

De todas formas, la reflexión no es mia, es más, nada del blog es mio, sólo la frase de la cabecera que dice que el resto del blog es copiado y en todo caso, ligeramente retocado para que se adapte mas a mi forma de ver cada cosa.