viernes, 25 de diciembre de 2009

Ultimatum

Bueno, bueno, bueno, ya estamos aquí otra vez, vuelve a ser navidad y a una semana escasa para que acabe el año me ha dado por repasar la carta a los reyes magos del año pasado y veo que no os habeis portado mal del todo, aunque podríais haberlo hecho mejor, en fin, no perdamos la fe, veamos:

Dejé atrás un curro que me frustraba y he comenzado un proyecto bonito porque me siento muy útil, aunque poco lucrativo, mientas mis miras se concentran en algo mucho mejor, pero a mas largo plazo. Este año me toca volver a pedir constancia además de paciencia, mucha paciencia.

He viajado, mucho y bien, ha sido maravilloso.

E ha tenido a su niña maravillosa, guapa y sana, C ha encontrado a un chico que la hace feliz y D ha tenido un par de intentos fallidos, que siempre es mejor que no tener ninguno, en una de estas da con el suyo, que yo lo se.

Pqrrq y B han visualizado su camino y en ello están.

Ejem, en este punto no estoy nada contenta: G y R siguen hospedando a las mismas telarañas en sus bolsillos.

Y en lo que respecta a mi fe en los milagros... bueno, no sería justa si dijera que me sigue consumiendo la absoluta apatía por mi cuerpo, mis brazos, mis labios y mi corazón, que sentía el año pasado, no es cierto, incluso durante un breve período de tiempo sentí la necesidad de sentirme mujer de nuevo, amada y dentro de mi supe con certeza que existía alguien que me querría sin reservas, sin miedos, sin capas, desnudo, amor desnudo, sencillo y puro, lo sentí.

El problema parece ser que no fui concreta, como siempre, peco de creer en la generosidad y no, si quieres algo hay que pedirlo con fuerza, clara y directamente, así que como el año pasado pedí recuperar la fe, aunque no era necesario conocer a nadie y tampoco especifiqué que la quería conmigo ya para los restos, simplemente con recuperar las ganas era suficiente, pues eso es lo que tuve, el problema es que se me está pasando, así que la quiero de vuelta.

Sabéis que he sido buena, otro año más, buena a morir, vosotros sabéis lo buena que he sido y esto no es una amenaza, ejem, pero a ver que podéis hacer en la semana que os queda, confío en vosotros.

Feliz Navidad.



3 comentarios:

Angel Gris dijo...

Yo, en lo personal, no puedo quejarme del año que he tenido. Espero que el 2010 sea igual de bueno, por lo pronto arrancaré el año siendo tío... los otros 11 meses tendrán que esmerarse para ser mejores que Enero.
En la semana que queda sólo puedo ofrecerte los mejores deseos para el año que comienza.

P.D.: No me has dicho que opinó tu amigo de la ginebra (si es que llegó a sus manos)

Hyku dijo...

Si no te hacen caso, reclama en la oficina del consumidor.

Besos a la carta

ninfasecreta dijo...

Es fastidiado perder la fe... a mí me ha pasado y envidio a los que la tienen.

Bueno, tú sigue con la tuya y mantén esa ilusión que lo vales.

Un besazo