domingo, 7 de mayo de 2006

Felicidades, mamá

Yo no te conocía, sólo te imaginaba,
yo contaba los días loca por ver tu cara,
y un canto de sirenas sentí por dentro,
y sólo una mirada niña bastó para querernos.

Mi norte, mi poesia, mi cruz y mi tormento,
mi pena, mi alegría, mis sentimientos,
y como ya te he dicho, lo mismo que el levante,
tú a mi me has vuelto loca como un amante.

Mi niña marinera la de los ojos negros,
la de la piel morena, mi rosa de los vientos,
la que me ha vuelto loco el corazón,
la que me da la vida al despertar,
la que cada mañana con una sonrisa me vuelve a llenar.

Tan poquita cosa, eras tan poquita cosa,
que te cogí entre mis manos como si fueras una rosa,
tan poquita cosa, siendo tú tan poca cosa,
llenastes mi vida entera
igual que las mariposas llenan las primaveras.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

I love your website. It has a lot of great pictures and is very informative.
»

Anónimo dijo...

Esa cancion de Pasion Vega es de un autor de Cadiz, y cantante en comparsa gaditana que se la escribio a su hija recien nacida que nacio con unos problemas... para dedicarsela a lo que mas quiere en el mundo...