martes, 28 de julio de 2009

De puntillas

Noto como todo cambia:
lenta pero inexorablemente sales de mi piel
y no puedo hacer nada,
no quiero hacer nada.

Empiezo a no sentirte,
prefiero recordarte.



Recuérdame cuando sientas que tu alma está inquieta,
si el deseo y tu amor no me calientan,
recuérdame.

Recuérdame cuando mires a los ojos del pasado,
cuando ya no amanezca en tus brazos
y que seas invisible para mi, para mi.

Recuérdame, amándote, mirándote a los ojos,
atándome a tu vida;
recuérdame amándote, esperándote tranquila,
sin rencor y sin medida;
recuérdame, recuérdame
que mi alma fué tatuada en tu piel.


8 comentarios:

Ramón de Mielina dijo...

cuando uno deja de sentir y empieza a ver alguien querido con los ojos en vez de con el corazón... malo!

alma máter dijo...

Bonita forma de que le recuerden a uno.

Besotes!

Chipsoni@ dijo...

Ramón de Mielina, malo según, la contextualización lo es todo.

alma máter, ¿a que si?, yo tambien creo que sería bonito.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

hermoso! no lo conocia, me encantó...

Chipsoni@ dijo...

me alegro mucho.

Cande dijo...

...vaya con la cancioncita...pensaba que eras tu quien la escribia..

Tal cual anillo acuoso londinense tu dedito!

Chipsoni@ dijo...

No, si yo ecribiera canciones asi estaría forrá, jejeje.

SOMMER dijo...

Me encanta esta canción. No hace mucho, creo que por el verano,hice un post con ella.

Besitos