miércoles, 8 de julio de 2009

El que dice piés ....

Me gusta ducharme por las noches y meterme en mi camita fresquita y limpia.

Tengo un pequeño protocolo: dientes, ducha, cara. Nunca me lavo el pelo por la noche, sólo cuando voy a salir a tomar algo con los amigos, no me gusta dormir con el pelo mojado, prefiero volverme a duchar por la mañana y ya si, lavarme el pelo.
Hace un tiempo me compré una lima para talones y la introducí en mi pequeño protocolo de higiene diaria. La verdad es que me mantenía los talones suavecitos, pero como siempre pasa en los cuentos, la felicidad no duró mucho.

Pronto, si sólo un día no me frotaba los talones con la lima, los talones adquirían rápidamente un aspecto reseco muy feo. Cuando me percaté de este hecho empecé a usarla mas fuertemente, intentando dejar los talones absolutamente libres de cualquier señal de sequedad o dureza, adoro usar chanclas en verano, pero es cierto que resecan los talones y si no estás bastante alerta, pueden causar el efecto contrario al deseado, osea que cuando te mires los piés, con tus maravillosas chanclas, pienses "uffff, necesito unos zapatos que tapen este desastre".

Y nada, que no hay manera, ahora cada día me tengo que dar en los talones con la lima y luego darme aceite para que mis pies se vean suavecitos como los de un bebé y aún así, algunos días no consigo que lleguen dignamente a la noche sin darles un repasito.


Lo mismo debería olvidarme de mis piés por un tiempo y ver si cambia el cuento y obtengo mi final feliz...

9 comentarios:

maximo dijo...

No insistas. Es imposible. El zapato era de Cenicienta.... Tus pies no van a encoger lo suficiente ni aun con la lima.

Ni falta que hace.

Chipsoni@ dijo...

Pues tambien es verdad, ¿a quien le impotan los finales felices?, es más, ¿a quien le importan los finales?.

Besos.

pd: te echamos de menos.

tu dijo...

quizá la piel reaccione al frotamiento y se defienda así...
También influye mucho el material en el que apoyas el pié, si es sintético se resecan más que si es piel de la buena, yo lo tengo comprobadísimo

Chipsoni@ dijo...

Eso o que el exceso de atención causa en "mis pies" el efecto rebote y cuanta mas atención les presto, peor.

Hyku dijo...

Y un trasplante de pies? Yo te dejaría los míos pero están llenos de dedos...

Besos sin limar

Chipsoni@ dijo...

Mmmm, pos no se, dejame pensar, mmmm, pos no se.
¿Mejor no?, ¿no?, mmmm, no se.

Besos duditativos.

jordim dijo...

Hay mucho fetichista de pies, así que... Bueno, yo también me fijo a veces... ... ¿qué ha sido eso?..

SUSANA dijo...

Ahora sí!

Muchas Gracias! Por tus palabras y por acompañarme, con o sin comentarios. Lo verdaderamente importante es ese mensaje que -como en una botella- dejamos para que tenga vida propia. Así veo la labor blogger y mi propio trabajo.

Los pies son toda una historieta! En mi caso, tanto en verano como ahora, en "mi" invierno, los trato con cremas nutritivas (y un secretito, cuando se pongan algo ásperos, y después de la lima, aplicales aceite de oliva, envolvelos en bolsitas plásticas livianitas y dejalos toda la noche así) Te dará un estupendo resultado!

Besitos guapa, ha sido un gustazo encontrarte!

Chipsoni@ dijo...

jordim, ¿que ha sido que?, jejeje, no se ha notado nada ;-)

Uich susana, si precisamente lo que me estoy planteando es dejar de hacerle tanto caso a ver que tal.
Pasate cuando quieras.

besos a los dos.